La pobreza crea condiciones para la violación de los derechos humanos

La pobreza es un problema urgente, pues es causa y consecuencia de las violaciones de los derechos humanos, ya que se caracteriza por violaciones múltiples e interconectadas de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Leer nota…


Otros artículos que pueden interesar:

Las cifras del informe de la ONU son desalentadoras – Se ha publicado el último informe de la ONU en el que se advierte que más de 820 millones de personas continúan padeciendo hambre en el mundo. Datos que ponen de relieve que el hambre sigue siendo un flagelo que golpea muchas regiones, muchas personas, pero también que no son simplemente frías estadísticas, sino historias y relatos de vidas truncadas. Seguir leyendo…

Parlamentarios latinoamericanos piden acciones urgentes ante aumento del hambre – Desde 2014, la reducción del hambre no progresa en América Latina y el Caribe. En 2018 la subalimentación afectaba a 42,5 millones de personas, 6,5 por ciento de los habitantes de la región, más que la población conjunta de Chile, Uruguay y Ecuador. Seguir leyendo…

¿Es posible una Argentina sin hambre? – En el marco de la inauguración de la nueva casa de la oficina regional Cono Sur de la Fundación Rosa Luxemburgo, referentes de la agricultura popular, campesina e indígena, de la política y del pensamiento, debatieron acerca de la alimentación como política, como modelo alternativo de producción, y esencialmente, como un modo distinto de vivir y acceder a una necesidad básica dignamente. Seguir leyendo…

Cae compromiso con ODS cuando suben crisis climática y pobreza – Los dos objetivos clave en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), son los de la erradicación de la pobreza extrema y del hambre. Seguir leyendo…

Complejidad del mundo de los pobres – La teología de la liberación ha procurado desde el comienzo no reducir la pobreza al aspecto económico, por importante que éste sea. Así, se describió al pobre como el “insignificante”, como aquél que es considerado como un “no-persona”, a quien, de hecho, no se le reconocen sus derechos como ser humano. Seguir leyendo…