Hacia la construcción de un protocolo de intervención en maltrato infantil

V Jornada sobre abuso y maltrato infantil animada por PAPMAI y desarrollada en el teatro municipal de Quilmes, el 16 de octubre.

Convocada bajo el tema “Hacia la construcción de un protocolo de intervención en maltrato infantil” en los ámbitos de justicia, educación y salud, se desarrolló la 5ta edición de las Jornadas animadas por el Centro PAPMAI (Programa de Asistencia y Prevención del Maltrato y Abuso Infantil).

El Centro PAPMAI es el Programa de Asistencia y Prevención al Maltrato y Abuso Infantil y es un centro dedicado ampliamente a la temática del abuso y maltrato infantil. Surgido en el ámbito de Caritas Argentina Quilmes en el año 2002, desde mayo de 2010 es animado por la Asociación Civil Una mano que ayuda, una ONG que reúne a varias organizaciones sociales dedicadas a la promoción y protección de derechos de la infancia a través de Centros de día y Hogares, como centros especializados en Quilmes, Berazategui y Florencio Varela.

La Jornada estuvo también orientada a una de las manifestaciones preocupantes que se manifiestan constantes y significativas en las estadísticas, vinculada al emergente de adolescentes menores de edad abusadores. Esta manifestación enciende una alarma en los dispositivos de abordaje, dado que se trata, a la vez, de victimarios y víctimas y no es claro el modo de abordaje, tanto en los ámbitos familiares como educativos y de justicia.

La Jornada comenzó con la bienvenida por la parte de la Coordinadora del Centro PAPMAI, Lic. María Viviana López Elizarán, quien presentó las estadísticas del perfil y vínculo de abusadores con sus víctimas del período 2013-2018. En este período, el Centro PAPMAI recibió situaciones que involucraron a 616 abusadores, con vínculos cercanos y familiares con sus víctimas. De la estadística se desprende que el 27% de los victimarios son el papá de la víctima, mientras que el 17% fue la pareja de la madre, el 11% el tío de la víctima, el 6% el abuelo. De las mismas estadísticas surge que el 21% de los victimarios, es decir 129 personas, fueron menores de edad, comprendidos entre los 11 y los 17 años, con vínculo familiar o cercano con la víctima.

Posteriormente, la Lic. Mariana Elizabeth Bader –del Equipo PAPMAI– presentó un “caso testigo” conteniendo el relato de la situación de un niño de cuatro años recibido para su atención en el Centro PAPMAI en el año 2011, con intervenciones de los ámbitos de educación, salud y justicia, con denuncia por abuso por parte de su progenitor. La situación fue abordada con tratamiento, el cual denotó la confirmación del abuso a partir del relato, los síntomas y diversas manifestaciones clínicas. A pesar de ello y de participar en el proceso penal, la situación durante el presente año 2018 quedó sin efecto y el padre solicita régimen de visita del niño. El “caso” permite observar la participación de los diversos actores institucionales en el acompañamiento, y los resultados de tal intervención.

En el primer panel, dedicado al abordaje desde la perspectiva de la Justicia y los Servicios locales, se contó con la participación del Dr. Claudio Alberto Araoz Saenz, Asesor de incapaces de Florencio Varela; además de la Psic. Social Cintia Bocaccio y el Lic. en Psic. Julián Luna del Servicio local de Quilmes.

En su intervención, el Dr. Araóz sostuvo la necesidad de partir del marco legal vigente para el abordaje de la problemática del maltrato y abuso infantil, por otra parte, remarcó la creación de nuevas instancias judiciales en el distrito para el abordaje de la temática a través de las Fiscalías Nº 8 en Quilmes y Florencio Varela, como así también el nombramiento para cubrir vacantes en las Asesorías del distrito judicial.

Si bien reconoció las deficiencias en el abordaje judicial, Araóz remarcó que se trata de juzgar sobre hechos consumados y es necesario, más bien, trabajar sobre la prevención a partir de una mayor intervención en el ámbito educativo. A la vez, destacó la necesidad de un trabajo más sincronizado con los Servicios Locales y Zonales para brindar una respuesta concreta y contundente frente a las situaciones de maltrato y abuso en el ámbito familiar, evitando revictimizar a los niños, niñas y adolescentes. Resaltó que, en numerosas situaciones, esta revictimización se observa en la búsqueda de alternativas en entornos familiares que no garantizan el cuidado de los niños y que los re vincula con los ámbitos y personas que han victimizado a los niños, para ello –resaltó– es necesario contar con dispositivos institucionales que brinden una respuesta ágil y concreta de exclusión del ámbito donde los niños han sido víctimas, garantizándoles cuidado y protección.

A su vez, la Directora General del Servicio Local de Quilmes, Psic. Social Cintia Bocaccio, agradeció el espacio generado por la Jornada PAPMAI para abordar esta temática, a la vez, que destacó la necesidad de construcción de un protocolo común de intervención frente a las situaciones de abuso. Resaltó que el mismo Servicio Local de Quilmes cuenta con un protocolo de recepción de denuncias y abordaje. Por su parte, reconoció los límites para la intervención y acompañamiento y lamentó la ausencia del Servicio Zonal, quien es la instancia que dispone y avala las disposiciones de guarda y abrigo como respuesta para la restitución de derechos en los niños víctimas. Mencionó que existen situaciones de niños víctimas que no prestan su consentimiento para ser excluidos del ámbito familiar donde viven estas vejaciones y esto obstaculiza su accionar.

Seguidamente, el Lic. Julián Luna, Coordinador del Servicio Local de Quilmes, compartió los distintos canales de recepción de denuncias y narró los mecanismos de denuncias de Servicio de Orientación Escolar, como de Dispositivos de Salud, como de Organizaciones sociales. Las intervenciones motivadas, tanto desde las denuncias policiales como de personas particulares que intervienen y realizan sus denuncias ante hechos de abuso y maltrato. Respecto de las intervenciones en casos de menores de edad victimarios, resaltó que resulta dificultosa la intervención.

El espacio generó un ámbito para las preguntas de los participantes en las Jornadas, quienes interrogaron principalmente acerca: ¿Quiénes controlan a quienes reciben la guarda por parte del Servicio zonal? ¿Cómo actuar cuando al Servicio local se le terminan las estrategias? ¿Quién/es deben realizar la denuncia en el ámbito escolar cuando un niño/a explicita maltrato o abuso? ¿Cómo desarrollar jornadas de prevención? ¿Cómo evitar la revictimización? ¿Se puede solicitar en la Justicia que se nombren terapeutas para acompañar a los niños víctimas?

Luego de una pausa, se abordó el segundo panel de la mañana, dedicado al abordaje de la temática desde el ámbito de la Salud. Para ello, nos acompañó la Lic. María Mercedes Smith, de la Unidad de Violencia Familiar del Hospital Pedro Elizalde (CABA), quien, con una amplia presentación sobre las características de los adolescentes victimarios, propuso un recorrido sobre las “ofensas sexuales” cometidas por adolescentes. Apelando a su experiencia internacional, nos recordó que en Canadá entre el 15 y el 33% de los delitos sexuales son cometidos por adolescentes. Mientras que en Ontario (Canadá), 1.400 adolescentes de entre 16 y 19 años fueron condenados por ofensas sexuales.

La Lic. Smith realizó un abordaje desde las Estadísticas, la Definición de la población adolescente abusadora, Descripción de los ámbitos de socialización (familia, ámbitos escolares), Características y patrones de comportamiento, Pautas para el tratamiento y abordaje. En la búsqueda de la superación de algunos de los elementos mencionados, remarcó la necesidad de la detección precoz como un elemento que contribuye al abordaje y tratamiento, como así también los grupos de ayuda entre pares como modo eficaz para el abordaje.

En el tercer panel, se abordó la misma realidad desde el ámbito de la Educación. Para ello, contamos con la presencia de las/os Inspectores de Psicología comunitaria y Pedagogía social de los distritos de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, las Lic. Ester Rodríguez, Lic. Mónica Giro y el Lic. Gabriel Zbrun.

Resaltaron el hecho de que la amplia mayoría del auditorio estaba compuesto por personas del ámbito de la educación, hecho que resalta el interés por las temáticas y la dimensión de espacio privilegiado para el abordaje de la temática planteada. Por otra parte, destacaron el hecho de que el ámbito educativo cuenta con un “protocolo de intervención” para este tipo de situaciones y que el gran desafío es la articulación con los otros actores judiciales, sociales y administrativos.

Si bien reconocieron el espacio educativo como un ámbito privilegiado para el abordaje de las temáticas planteadas, resaltaron la necesidad de que exista un ámbito de articulación interinstitucional que permita una mirada más amplia que no quede supeditado al espacio escolar.

La Lic. Laura Camino, realizó un resumen de las exposiciones y los aportes hacia la construcción de un “Protocolo de intervención”, a la vez que agradeció la presencia de los participantes, como el compromiso asumido en la temática. Se resaltó la próxima realización de una jornada el día 20 de noviembre para la articulación del ámbito Judicial, Educativo y de Salud, para avanzar con pautas concretas en la construcción de la articulación interinstitucional.

Resaltando el valioso aporte de PAPMAI, como organización social comprometida con la temática, se renovó el agradecimiento, a la vez que se entregaron certificados a los participantes, con lo que se dio por concluida la Jornada.

Víctor Hirch

Preguntas a los panelistas

—¿Qué puede hacer un Equipo de Orientación Escolar de una Escuela cuando un Equipo del Servicio Local dice que se agotaron las estrategias y no puede intervenir más?

—¿Cómo y quién/es supervisan a los “guardadores o abrigadores”?

—Aunque parezca obvio, en algunas instituciones educativas se discute quién es el actor institucional que debe realizar la denuncia ante el relato de abuso o maltrato que sufre un niño o adolescente (¿) Es necesario llevar al niño /adolescente involucrado a realizar la denuncia?

—¿Cómo se puede –una vez desestimada la causa penal contra el victimario– evitar que el niño vuelva a ser vinculado con el abusador?

—¿Qué pasa cuando hay varios niños en un hogar y son abusados por un hermano mayor, pero menor de edad? ¿Existe la exclusión del Hogar de ese menor de edad?

—¿Dónde y cómo se pueden solicitar charlas de prevención para ámbitos educativos, acerca de abuso y maltrato infantil?

—¿Se puede solicitar al ámbito Judicial interviniente en una causa por abuso, que participe un Servicio como PAPMAI para contribuir al proceso?

Anuncios