Mujeres en situación de calle

Una aproximación reflexiva desde la perspectiva de Género.

Informe analiza situación de mujeres que viven en las calles y destaca necesidad de terminar con la desigualdad de género.

Tatiana Félix, Periodista

Como resultado de la articulación de los programas ‘Construyendo igualdad de género’ y ‘Personas en situación de calle’, la Defensoría Pública de Córdoba, en Argentina, publicó el informe “Mujeres en situación de calle: Una aproximación reflexiva desde la perspectiva de género”. El documento muestra la situación y las características de la presencia de mujeres en las calles de la ciudad de Córdoba considerando también los motivos que contribuyen a la desigualdad de género y la violación de los derechos de las mujeres, además de la situación de pobreza que favorece la exclusión, marginación y discriminación de esta población.

A través de entrevistas realizadas con hombres y, principalmente, mujeres que pasan sus noches en las calles del centro y en los alrededores de Córdoba, el documento tiene el objetivo de incentivar un análisis crítico de la realidad sobre las desigualdades de género y elaborar recomendaciones para que se formulen políticas públicas que ayuden a lograr una sociedad más igualitaria, basada en perspectivas de género.

De acuerdo con el informe, en mayo de 2012 se identificaron 324 personas en situación de calle en Córdoba, de las cuales 148 [la mayoría hombres] fueron entrevistadas. En las entrevistas se supo que esas personas duermen tanto en las calles como en albergues públicos o pertenecientes a ONGs. Algunas de ellas reciben asistencia del Estado o de organizaciones no-gubernamentales como alimentos, elementos de estudio, albergue, colchones, alquiler, y otros.

El 32,5% de las mujeres entrevistadas dijeron estar viviendo en las calles hace menos de un año, mientras que el 40,5% viven hace más de seis años en esa situación. Por su parte los hombres, el 24,4% respondió estar en las calles hace menos de un año, mientras que el 28,8% viven hace más de seis años en vías públicas. A pesar de que el número de hombres que vive en las calles es mayor que el de mujeres, el índice que indica mujeres que viven hace más de seis años en estas condiciones es preocupante, ya que es mucho mayor en relación con el de hombres en la misma situación.

Entre los motivos que llevaron a las mujeres a las calles están: separación, pérdida de vivienda por problemas con vecinos o usurpación de sus casas, problemas psiquiátricos, pérdida de los padres, violencia doméstica, entre otros. El informe destaca que las mujeres en situación de calle quedan doblemente vulnerables, ya que son mujeres y viven en condiciones precarias y sin seguridad.

“Una de las manifestaciones más crueles y complejas de la exclusión social es la existencia de personas en situación de calle”, se afirma en el documento, explicando que la expresión “situación de calle” significa que las personas no son de la calle, sino que viven una condición transitoria llevadas por diversos factores y que da la idea de “otra realidad posible”, alternativa a la calle, que depende también de intervenciones y acciones del Estado.

Debido a esta situación, la Defensoría Pública cree que vivir en situación de calle agrava todavía más el problema de la desigualdad de género para las mujeres. Con este informe, también se identificó la debilidad de los albergues que ofrecen pocas vacantes o las ofrecen sólo a mujeres que son madres. Sobre las políticas públicas y sociales, el documento revela que están atravesadas por componentes sociales, políticos, económicos y culturales y que eso impacta en la reproducción de un orden social.

Por eso, es necesario enfocar las perspectivas de género a la hora de elaborar conceptos, metodologías y estrategias que contribuyan a la erradicación de los problemas de desigualdad entre hombres y mujeres.

Fuente: Adital

Anuncios