EHAIA, una iniciativa africana con impacto mundial

por Astrid Berner-Rodoreda *

La Iniciativa Ecuménica sobre el VIH y el SIDA en África (EHAIA, por sus siglas en inglés) ha documentado recientemente su impacto logrado desde 2002. Al tiempo que conmemora su décimo aniversario, la EHAIA reflexiona sobre cómo las iglesias han pasado a ser “competentes en materia de VIH”, en el sentido de que están bien informadas en cuanto se refiere al virus, acogen a las personas VIH positivas y luchan contra el VIH y el SIDA en África y otros continentes.

Durante los últimos diez años, el personal de la EHAIA ha formado a cientos de dirigentes de iglesia y ha escrito varios libros que incluyen perspectivas teológicas sobre el VIH y las cuestiones de género y que se utilizan ampliamente en todo el mundo. Asimismo, únicamente en África Central, diez instituciones han integrado el VIH en sus programas gracias a las iniciativas apoyadas por la EHAIA.

Gracias al uso de enfoques innovadores y a la dedicación de su personal, la EHAIA ha conseguido romper los tabúes y que se empiece a hablar sobre la sexualidad, las relaciones entre los hombres y las mujeres y la violencia por motivos de género, cuestiones delicadas incluso fuera de las iglesias.

La utilización de estudios bíblicos contextuales -una herramienta muy eficaz- ha permitido que, a través del análisis de un texto, como, por ejemplo, la historia de Tamar (2 Samuel 13), la EHAIA haya podido sacar a la luz las perspectivas de mujeres y hombres sobre cuestiones tales como la violación y que estas cuestiones hayan podido ser debatidas por los miembros de las comunidades en sus propios contextos sociales. La EHAIA también ha prestado especial atención a no considerar a los hombres únicamente como “perpetradores”, sino a crear espacios seguros en los que puedan hablar de los modelos masculinos con los que crecieron, de sus relaciones con sus padres, sus vidas y su interacción con las mujeres.

La EHAIA organiza varios talleres sobre el tema de la masculinidad que ayudan a los hombres a abordar la respuesta al VIH de una forma positiva. Este enfoque ha tenido repercusiones más allá del círculo eclesiástico. Así, como parte de esta iniciativa, las cárceles en Lesotho organizan formaciones sobre la masculinidad, que enseñan a los hombres a transformar sus comportamientos ayudándolos a pensar de una manera diferente.

El impacto de la labor de la EHAIA se ha extendido desde África hacia el resto del mundo. El personal de la EHAIA ha sido invitado a muchos países para compartir sus perspectivas. El Prof. Ezra Chitando, consultor teológico de la EHAIA, fue invitado a la Universidad de Oslo de Noruega a presentar una ponencia sobre la masculinidad. Allí, se reunió con estudiantes que trabajaban en temas relacionados con la masculinidad y que utilizaban publicaciones de la EHAIA. El programa teológico sobre el VIH de la EHAIA también ha sido adaptado en la India y Jamaica.

En un seminario de capacitación sobre el VIH, el género y la violencia doméstica organizado por Pan para el Mundo en Alemania en enero de este año, la coordinadora de la EHAIA, la Rvda. Dra. Nyambura Njoroge explicó el enfoque de la iniciativa africana al presentar la Campaña Tamar. Durante el seminario, unos treinta participantes analizaron el texto bíblico sobre este personaje y debatieron acerca del impacto del VIH en sus comunidades. También expresaron su compromiso de introducir el enfoque de la EHAIA en otras organizaciones y redes.

Concienciar sobre el VIH

En diciembre de 2011, Hendrew Lusey, coordinador de la EHAIA para África Central, fue el orador invitado de la Misión Luterana Evangélica Finlandesa con ocasión de la celebración del Día Mundial del SIDA en Helsinki, Finlandia.

El Rev. Dr. Charles Klagba, consultor teológico de la EHAIA, participó en la Convocatoria Ecuménica Internacional por la Paz celebrada en Jamaica en mayo de 2011, donde presentó las cuestiones relativas a la violencia por motivos de género y la respuesta de las iglesias, mediante una introducción al estudio bíblico contextual.

Durante la Convocatoria, se crearon espacios seguros para debatir sobre la sexualidad y el VIH, bajo el liderazgo de una mujer filipina que calificó la EHAIA de “fuente de inspiración para las iglesias”. En el primer borrador del comunicado del Llamamiento Ecuménico a la Paz Justa no se mencionaba la violencia de género, ni la sexualidad. Gracias a la intervención de este grupo, esta preocupación fue incorporada al documento.

La Dra. Susan Parry, coordinadora regional de la EHAIA para África Meridional, fue invitada a compartir sus reflexiones basadas en las experiencias en la India y Birmania, donde estuvo en contacto con representantes de Laos, Camboya, Vietnam, Filipinas, Indonesia, Tailandia y Bangladesh, países en los que la epidemia del VIH va en aumento.

Los participantes de Asia mostraron un gran interés por la publicación del CMI Beacons of Hope (Luces de esperanza), un manual escrito por Parry. Algunos capítulos de este libro han sido traducidos a ocho idiomas. Asimismo, la Conferencia Cristiana de Asia lo utilizó como base para su publicación “Construir iglesias competentes en materia de VIH: Llamadas a profetizar, reconciliar y sanar”.

Ante la perspectiva de la 10ª Asamblea del CMI en Busan, Corea en 2013, la EHAIA espera inspirar a las iglesias de Asia y de los otros continentes a abordar las cuestiones relacionadas con el VIH, el género y la sexualidad de manera creativa y competente. Habida cuenta de las repercusiones positivas logradas por la EHAIA, al personal y los asociados de la iniciativa les gustaría que más iglesias e instituciones religiosas y seculares de todo el mundo adoptaran su enfoque. Por su parte, la EHAIA se compromete a hacer todo lo posible para difundir el mensaje más extensamente.

(*) Astrid Berner-Rodoreda es asesora sobre el VIH y el SIDA en Pan para el Mundo, Alemania y presidenta del grupo internacional de referencia de la EHAIA.

Fuente: CMI (Consejo Mundial de Iglesias) / Adital

Anuncios